jueves, 22 de noviembre de 2012

Sin casi haberlo soñado.

Quiero sentarme a tu lado
y decirte de algún modo
que el Cosmos vive en tus ojos
y tus ojos en el Cosmos,
que todo está conectado
y las estrellas nos guían,
que amor es opuesto a miedo
y a veces se nos olvida.

Quiero mirarte a los ojos
y decirte sin hablar
que el tiempo nunca ha existido,
ni existe, ni existirá,
que todo encaja en su sitio
aunque no sepamos ver
que con todos nuestros dones
no se puede no crecer.

Quiero cogerte las manos
y preguntarte si sientes
cómo entre nuestras dos almas
se va construyendo un puente,
y recordarte que nada
es mera casualidad,
que la luna desde arriba
mueve la marea del mar.

Quiero buscarte en la sombra
pero encontrarte en la luz,
para saber que aun a ciegas
tú seguirás siendo tú,
y verte tan de verdad,
tan con los ojos cerrados,
que traspasemos barreras
sin casi haberlo soñado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario