lunes, 12 de noviembre de 2012

Nubes blancas en el cielo


Cumples mis sueños como si fueras yo,
pero sólo me ves cuando miras atrás,
llegas despacio mientras que yo corriendo,
no alcanzo la meta en la que tú ya estás.

Dibujas nubes blancas en el cielo
y un sol brillante siempre lo acompaña,
la oscuridad nunca llama a tu puerta,
está muy ocupada entre mis sábanas.

Vives la vida que quieres, como quieres,
la que yo quiero y he querido sin poder
vivir más que la fuerza que me lleva a ella.
¡Soy tan feliz y tan triste a la vez!

Comparado contigo soy muy poco,
por eso es que no hay que compararse,
dicen que la realidad es relativa
y que correr siempre fue de cobardes.

No estoy de acuerdo con casi nada
de todo lo que he dicho hasta el momento,
ojalá todo estuviese al revés
y fueses yo mirando al universo.

Ningún espejo sabe de lo que hablo,
no es que sea yo, ni que seas tú, ni que esté loco,
es que aunque vuele, tus alas son más rápidas.
Sólo me queda el brillo de tus ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario