viernes, 30 de noviembre de 2012

Tu mirada sabe.

Es este silencio que devora el tiempo
y me devora a mí también con él,
es esta torpeza en la que sostengo
la lluvia cuando deja de caer.

Es este veneno que provoca el miedo
de respirar a pleno pulmón,
es este misterio que me suena a ego
y acaba siempre en el mismo callejón.

¿Dónde queda el sueño
que soñamos juntos,
dormidos, despiertos,
sujetando el mundo,
afilando vidas,
midiendo miradas,
olvidando heridas
y besando hadas?

¿Dónde van los besos
que nunca nos damos
por miedo de verlos
rodando y rodando,
cayendo al olvido,
chocando con piedras,
matando al testigo
y buscando guerra?

Tal vez todo esté en mi cabeza,
con dos tan adentro
que ninguno cabe.

Tal vez sólo sea la corteza
de todo este juego.
Tu mirada sabe.


lunes, 26 de noviembre de 2012

De ti.

Me desenamoro de ti
y me enamoro de mí mismo,
tal vez sea por tu silencio,
o por mi falta de nihilismo.
O tal vez sea la distancia
que queda entre estos dos mundos
cuando tú quieres ser libre
y yo vuelo entre tus muslos.

Me desenamoro de mí mismo
y me re-enamoro de ti,
tal vez por ser incompatibles
que se hace un reto hasta vivir.
Tal vez el miedo sea el culpable
de estar conmigo todo el tiempo,
por eso me arrimo a tu falda
aunque te busco y no te encuentro.

Me desenamoro de ti
y me desenamoro de la vida,
me pesa el tiempo más que nunca
y las estrellas no me guían.

Me enamoro de mí mismo
y me re-enamoro de ti,
la vida vuelve a sonreírme,
y vuelve a estar presente el .

Me enamoro del amor
y no te encuentro.



jueves, 22 de noviembre de 2012

Sin casi haberlo soñado.

Quiero sentarme a tu lado
y decirte de algún modo
que el Cosmos vive en tus ojos
y tus ojos en el Cosmos,
que todo está conectado
y las estrellas nos guían,
que amor es opuesto a miedo
y a veces se nos olvida.

Quiero mirarte a los ojos
y decirte sin hablar
que el tiempo nunca ha existido,
ni existe, ni existirá,
que todo encaja en su sitio
aunque no sepamos ver
que con todos nuestros dones
no se puede no crecer.

Quiero cogerte las manos
y preguntarte si sientes
cómo entre nuestras dos almas
se va construyendo un puente,
y recordarte que nada
es mera casualidad,
que la luna desde arriba
mueve la marea del mar.

Quiero buscarte en la sombra
pero encontrarte en la luz,
para saber que aun a ciegas
tú seguirás siendo tú,
y verte tan de verdad,
tan con los ojos cerrados,
que traspasemos barreras
sin casi haberlo soñado.


lunes, 12 de noviembre de 2012

Nubes blancas en el cielo


Cumples mis sueños como si fueras yo,
pero sólo me ves cuando miras atrás,
llegas despacio mientras que yo corriendo,
no alcanzo la meta en la que tú ya estás.

Dibujas nubes blancas en el cielo
y un sol brillante siempre lo acompaña,
la oscuridad nunca llama a tu puerta,
está muy ocupada entre mis sábanas.

Vives la vida que quieres, como quieres,
la que yo quiero y he querido sin poder
vivir más que la fuerza que me lleva a ella.
¡Soy tan feliz y tan triste a la vez!

Comparado contigo soy muy poco,
por eso es que no hay que compararse,
dicen que la realidad es relativa
y que correr siempre fue de cobardes.

No estoy de acuerdo con casi nada
de todo lo que he dicho hasta el momento,
ojalá todo estuviese al revés
y fueses yo mirando al universo.

Ningún espejo sabe de lo que hablo,
no es que sea yo, ni que seas tú, ni que esté loco,
es que aunque vuele, tus alas son más rápidas.
Sólo me queda el brillo de tus ojos.