lunes, 5 de diciembre de 2011

En pleno invierno.

En pleno invierno, sólo traigo rima fácil,
frágil es el cuaderno donde no escribo,
vivo a favor del viento y de los suspiros,
miro a través del tiempo y me quedo ciego,
riego todas mis plantas si miro al suelo,
vuelo tras la tormenta buscando el sol,
colman todos los vasos si tengo sed,
red en la que no caigo: televisión,
ron y pasa de largo, ésa es mi fe.

En pleno invierno, sólo traigo rima fría,
mía es la culpa del llanto si tú me castigas,
migas recojo del suelo si se para el trompo,
rompo los platos, pero tengo cara de tonto,
pongo mi as en la mesa si lo tengo claro,
vago por todos mis sueños si cierro tus ojos,
mojo el suelo de mi barco si no encuentro faro,
raro se me hace el silencio si pienso a mi modo.

En pleno invierno, sólo traigo rima enferma,
esperma sólo para áquella pobre Yerma,
duerma o no duerma, me pierdo entre los detalles,
clave es la falta de pasión para los valles,
cállese usted si viene a despertar la fiera,
cera en el fondo de las velas porque sí,
di que me vaya y no me aparto de tu vera,
pena del llanto si se cree que va a vivir.

En pleno invierno, sólo traigo rima helada,
dadas las doce manda solamente el alma,
cálmate corazón: grito dentro de mi pecho,
techo como por las noches si no comprendo los hechos,
fecho mi vida tan sólo si consigo pasar página,
casi nada me conforta más que mi pequeño huerto,
vierto más tinta en el folio, y en la vida menos lágrimas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario