sábado, 26 de febrero de 2011

Ruidos con calma.

He salido a buscar un verso
lleno de energía positiva
y he encontrado escondido los restos
de algo parecido a una vida.
He tenido en mis manos la clave
para saber hacia donde avanzar,
y después he lanzado la llave
lo más lejos que la he podido lanzar.
Yo no quiero respuestas sencillas,
ni preguntas que agoten al alma.
Lo que quiero es dolor y alegría,
paz con nervios y ruidos con calma.