martes, 19 de octubre de 2010

¿Hasta cuándo se supone...?

¿Hasta cuándo se supone
que uno tiene que aguantar?
Vivir para sostener,
sostener para crecer
buscando la libertad.
Y dime pues: ¿cuánto es
lo que uno debe tragar?
Si todo ya está al revés
y la paciencia se fue
buscando felicidad.
Así que, ¿cómo se vive
fingiendo estar donde estás?
Cuidado con no caer
en la trampa de saber
que todo tiene un final.

2 comentarios:

  1. sostengamos el final, y el principio no será más que algo inevitable..hasta puede cargarse de cosas del pasado y ser igual de novedoso..cerremos los ojos, y confiemos en aquello que decidamos llevar..
    que el corazón mande!!!!

    ResponderEliminar
  2. sostener es muy nocivo, desde un pedo o un eructo hasta la rabia o el amor

    ResponderEliminar