miércoles, 4 de agosto de 2010

Quiero que llueva.

Quiero rasgar el cielo
con alambres oxidados,
quiero morder anzuelos
para no morir ahogado,
quiero besar a Judas
tantas veces como pueda,
y verte caminar desnuda
la siguiente vez que llueva.

1 comentario:

  1. la belleza de lo simple y breve es la más bonita, gracias por compartirla... lo mismo aparezco por Madrid un tiempo, de ser así a ver si conversamos un día... cuídate!

    ResponderEliminar