sábado, 3 de julio de 2010

Vosotros que os amáis.

No olvidéis, vosotros que os amáis,
lo fragil que es la soledad
de aquellos que no encuentran el amor
y se condenan tan sólo a llorar.
No olvidéis, vosotros que os amáis,
lo doloroso que es estar perdido,
agarráos la mano el uno al otro
y avanzad juntos hacia algún camino.
No olvidéis, vosotros que os amáis,
que la vida va y viene y nunca avisa,
que en silencio se dicen muchas cosas
y que en un beso se fusionan vuestras vidas.
No olvidéis, vosotros que os amáis,
que os amáis bajo toda circunstancia,
que el amor es placer, dolor y juego,
que se riega con paz y con constancia.
No olvidéis, vosotros que os amáis,
que podéis hablar con la mirada,
que el mundo no entiende vuestros códigos
porque el amor es un truco de magia.
No olvidéis, vosotros que os amáis,
que os amáis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario