lunes, 12 de julio de 2010

En un abrir y cerrar de ojos vienes y vas.

Cierro los ojos y veo un rallo de sol cayendo sobre ti,
tu sonrisa, la brisa por la cara, me siento feliz.
Abro los ojos y veo un folio, una cuchara y unas gafas,
¡si tan sólo tu sombra estuviera tras mi espalda!
Cierro los ojos y aparece la bella imagen de tu piel,
tu apetecible cuello, tu luz, todo tu ser.
Abro los ojos y veo una bombilla y un mechero,
¡si tan sólo un instante pudiera acariciar tu pelo!
Cierro los ojos y veo tu mirada, que se cuela dentro,
pienso tus pensamientos, siento tus sentimientos.
Abro los ojos y veo un libro, un lápiz, un teléfono,
¡si tan sólo lograse darte un último beso!
En un abrir y cerrar de ojos
vienes y vas,
pero incluso al marcharte,
aún estás.
Cierro los ojos y te tengo a mi lado, te percibo,
tu energía, tu fuerza animal, tus sentidos.
Abro los ojos y me veo solo y escribiendo,
¡si tan sólo estuvieras aquí por un momento!
Cierro los ojos y te puedo tocar, te puedo oler,
acariciar tu cara y abrazarte otra vez.
Abro los ojos y veo una botella vacía y sólo un vaso,
¡si tan sólo escuchase tu risa y no mi llanto!
Cierro los ojos y te doy mi alma, en un beso,
me derrito ante ti, eres mi exceso.
Abro los ojos y te la vuelvo a dar, otro beso,
pues si no estás aquí, yo te invento.
En un abrir y cerrar de ojos
vienes y vas,
pero incluso en tu ausencia
aún estás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario