sábado, 17 de julio de 2010

Decir te quiero no es decir te tengo.

Decir te quiero no es decir te tengo. Decir te quiero es decir
te espero, te siento, te cuido, alimento mi vida contigo, pero no de ti.
Decir te quiero no es decir te poseo. Decir te quiero es decir
te invento, no miento, te vivo, y estés sin mí o conmigo, quiero que seas feliz.
Tu aire es tuyo, respíralo,
juega, alimenta tu corazón;
yo sólo quiero darte pulmón
para que exhales todo mi amor;
coge mi mano, si te apetece,
estará ahí, lo estará siempre;
olvida el pasado, vive el presente,
hay personas que son diferentes.
No sé qué intento con todo esto,
pero te busco, te miro, te siento,
y todo pasa por algo, es cierto,
así que habrá que esperar el momento.
Ojalá pudiera cambiar las cosas,
y convertir las espinas en rosas,
pero no puedo, y ofrezco otra cosa,
hacerte volar como una mariposa;
sé que es difícil, que es complicado,
la confianza está atada al pasado,
amor y odio, placer y daño,
tendré que ir subiendo peldaños.
Espero que pase lo que pase
mi aire y el tuyo sigan siendo aires,
y que el pulso que mi corazón marque
esté sedado, o por ti o por nadie.
Sentirte cerca duele en verdad
sabiendo lo lejos que de mí estás,
en lugares distintos, y quizá
esté siendo mental o emocional.
No sé si tú o yo, no sé si tú y yo,
no sé si es amistad, o si es amor,
no sé por qué te quiero con tanta pasión,
no sé resolver algo que no es mi error.
Ojalá el tiempo (que no sea demasiado)
ponga cada cosa en su sitio adecuado,
y ya lo sabes: quiero estar a tu lado,
y ya sé que es difícil y complicado.
Si alguna vez esto llega hasta ti
dime si no puedo hacerte feliz,
no pongas cosas de otros en mí,
y quédate conmigo, aun así.
Si tú no lo entiendes, no tendrá sentido,
y si lo haces, perdona si escribo
sobre mi sueño (tú), que persigo
y sobre miedos que tengo contigo.
Quiero tenerte sin hacerte mía,
quiero que tengas mi compañía,
quiero tu amor, pero no tu vida,
aunque estemos juntos hasta el último día.
Decir te quiero no es decir te tengo. Decir te quiero es decir
te espero, te siento, te cuido, alimento mi vida contigo, pero no de ti.
Decir te quiero no es decir te poseo. Decir te quiero es decir
te invento, no miento, te vivo, y estés sin mí o conmigo, quiero que seas feliz.

1 comentario: