domingo, 13 de junio de 2010

Bla bla bla.

Reconciliémonos con la esperanza,
abandonemos los miedos absurdos,
pongamos las cosas en la balanza
y abramos los sentidos a este mundo.
Ignoremos las palabras de los necios,
escondamos lo que no sea necesario,
compartamos las virtudes y defectos
sin tachar páginas del calendario.
Olvidemos los problemas un momento,
no es todo tan grave ni tan importante,
escuchemos qué nos cuenta este silencio
y cerremos nuestros ojos un instante.
Vivamos el dolor y la alegría,
sintamos que la vida está presente,
los fantasmas a veces nos guían
por mil y un caminos diferentes.
No me gusta escribir dando consejos
cuando yo no sé aplicar ninguno luego,
pero no me importa demasiado
pues tan sólo escribo porque quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario