miércoles, 16 de junio de 2010

martes, 15 de junio de 2010

Crash.

Vienes a romperme los esquemas, partamos de ahí,
seamos bien claros con este tema que me puedo confundir.
Eres un lujo real difundiendo una sonrisa,
rayos de felicidad escondidos en tu brisa.
Lejano queda el silencio de la callada tormenta,
que con su luz tenebrosa ilumina mi condena.
¿Hablábamos de lo mismo? No lo sé, no lo recuerdo,
me confunde tu dulzura y todo tu mundo interno.
A callar que ya es muy tarde, y no tengo nada claro,
que ladren los perros fuera hasta que el sol lance un rayo.
No me importa lo que pase fuera o dentro de mi yo,
no me importan los ladrillos rotos de mi habitación.
El desorden y el caos que te falta me alimentan,
igual que alimentas tú mi serenidad hambrienta.
Mi locura es tu cordura, mi cordudra, ya lo sabes,
no podremos naufragar si no tenemos los mares.
Mis esquemas están rotos, no sé ni cómo ha pasado,
¿es este camino ahora el que me lleva a tu lado?

domingo, 13 de junio de 2010

Bla bla bla.

Reconciliémonos con la esperanza,
abandonemos los miedos absurdos,
pongamos las cosas en la balanza
y abramos los sentidos a este mundo.
Ignoremos las palabras de los necios,
escondamos lo que no sea necesario,
compartamos las virtudes y defectos
sin tachar páginas del calendario.
Olvidemos los problemas un momento,
no es todo tan grave ni tan importante,
escuchemos qué nos cuenta este silencio
y cerremos nuestros ojos un instante.
Vivamos el dolor y la alegría,
sintamos que la vida está presente,
los fantasmas a veces nos guían
por mil y un caminos diferentes.
No me gusta escribir dando consejos
cuando yo no sé aplicar ninguno luego,
pero no me importa demasiado
pues tan sólo escribo porque quiero.