lunes, 26 de abril de 2010

Trsiteza.

Antes que nada he de decir
que te convierto en musa sin permiso,
que en mitad de la noche una mirada
siempre llega sincera y sin aviso.
Antes que nada he de decir
que la llave de mi jaula está en tu mano,
pero yo me aferro con fuerza a los barrotes
convirtiendo todo lo que me pasa en vano.
Antes que nada he de decir
que lloro a solas, pero sólo es llanto,
que una palabra en un lugar concreto
es algo más, es demasiado, es tanto...
Antes que nada he de decir
que el alma se moldea como el barro,
que la vida es un juego, y el azar
una palabra escrita con cigarros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario