lunes, 26 de abril de 2010

Tormento, silencio, vacío.

Tormento, silencio, vacío.
Espero a un Dios que me salve,
un pájaro ileso en el aire
que vuele solo hacia su nido.
Espejos, ladridos, heridas.
Vacilan ideas en mi mente
que asfixian a ese ser inerte
que vive mi muerte y mi vida.
Guitarra, sangre, poesía.
Divido mi vida en dos partes,
una sin y otra con arte,
y hago sangrar mis encías.
Enfermos, llanto, pasión.
El viento golpea mi cara,
vivo un instante que acaba
cuando nace la ilusión.
Risas, suicidio, fuego.
Lastimo a mi pensamiento
mientras a la vida tiento,
y poco a poco me muero.
Tormento, silencio, vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario