miércoles, 28 de abril de 2010

Toda tú: Bondad. (A ti)

No me atrevo a quererte y ni te conozco,
no me atrevo a dejarme con lo que me pasa,
no quiero que tú caigas en un pozo
como todo aquél que me da esperanza.
Eres como un ángel, toda tú: bondad,
y yo tan pequeño, a tu lado, no sé
cómo sostener esto que me das
con mi miedo a arrastrarte si me ves caer.
Ojalá pudiese gritar lo que siento
y romper estas cadenas por ti,
pero me aseguro de que lo correcto
sea que tú estés bien, a pesar de mí.
Y el pasar del tiempo dirá sus palabras,
y ni con mis lágrimas las borraré.
Un corazón muere cuando muere su alma
y la mía ha caído al dejarme perder,
perder todo aquello que aún no conozco,
y apartar la vista de lo que muero por ver.
A ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario