lunes, 26 de abril de 2010

Raro.

Es una sensación extraña
la que me araña el alma,
me siento fuera de mí
empezando tras un fin.
Apenas me reconozco
así, saliendo de un pozo
en el que siempre me ahogué
y que ahora me hace crecer.
No sé si es bueno o es malo
esto de sentirse humano,
esto de de vencer al ego,
de dejar de estar tan ciego.
Es tan raro lo que siento...,
como si parase el tiempo,
y así la vida me hablara
diciéndome sólo : "avanza",
recordando lo pasado,
pero mirando a otro lado.
Esta sensación compleja
creo que al miedo se asemeja,
al temor de no saber
cuándo, dónde, ni por qué,
ni cómo ni con qué fin,
es este miedo a vivir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario