miércoles, 28 de abril de 2010

Qué mal he dormido hoy...

A veces disimulo mi tristeza
con cansancio físico..."Qué mal he dormido",
me escondo en la delicadeza
de las cosas pequeñas que no olvido.
Seco mis lágrimas a solas
y me escapo tan lejos como puedo,
me subo en mi pequeña escoba
y en ella, con mi tristeza, vuelo.
Escoba porque barre ese dolor
que en el mundo real me asesina;
dolor de esconder el corazón
y asfixiarme con mi propia vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario